Revista Ecoguía

Investigadores de la Universidad Autónoma de Manizales diseñaron un dispositivo para generar energía con el viento, la lluvia y hasta con las vibraciones de los árboles.

 

MANIZALES.-La Sociedad de Industria y Comercio (SIC) le otorgó una nueva patente de invención a la Universidad Autónoma de Manizales (UAM), por el diseño de un cosechador de energía que aprovecha diferentes condiciones como el viento, la lluvia y los movimientos de la propia estructura, que pueden ser estimulados por las pequeñas vibraciones de los árboles. 

El nuevo sistema permite aprovechar la energía de movimientos que se presentan en el entorno en el día a día, y que no son aprovechados por modelos ya existentes como, por ejemplo, turbinas eólicas implementadas en diferentes lugares del mundo, pero que trabajan con vientos de alta velocidad cuya instalación desde el punto de vista técnico y económico no es viable, porque no aprovechan vientos de baja velocidad.  

El dispositivo está diseñado con una tecnología que permite capturar energía a través de materiales piezoeléctricos y transductores inductivos (fácil de adquirir en el mercado y a bajo costo).

Otra propiedad que hace innovador este inventoes la conexión estructural con los árboles, que a través de sus micro movimientos permitirían generar energía. La idea fue inspirada en la guadua, ya que esta planta tiene una dinámica estructural que se adapta a este propósito.

Los inventores son los docentes e investigadores Héctor Andrés Tinoco Navarro Carlos Iván Cardona García, del Departamento de Mecánica y Producción de esta institución de educación superior.

Los profesores de la Universidad Autónoma de Manizales indicaron que lo que se busca con este desarrollo es generar alternativas de generación de energía que actualmente no están masificadas. Esto permitiría, en un largo plazo, promover el interés en la creación de nuevas industrias alrededor de la energía.

En este momento los investigadores UAM tienen un prototipo diseñado por computador. Con la obtención de la patente se busca fabricar el sistema y dejarlo funcional. Dependiendo de la empresa que lo quiera comercializar e industrializar se revisará el costo del invento.

El profesor Héctor Andrés Tinoco explicó que este desarrollo genera alternativas para la mitigación del cambio climático a través de la generación de energía de forma no convencional.

El estudiante de maestría Carlos Iván Cardona García, quien participó en el proceso de desarrollo de la invención con el profesor Hector Andres Tinoco, explica que este sistema fue diseñado con el fin de aprovechar la energía que proviene de diferentes fuentes. “La idea es construir un modelo a escala para mostrar sus beneficios”, destacó.

El desafío de las empresas que implementan sistemas de energía renovables, como paneles solares, es que estos sistemas sean eficientes en cuanto a la captura de energía en el sitio instalado, además de bajo costo costo.