Revista Ecoguía

Con la franquicia exclusiva otorgada por la empresa brasilera Ela Energia Sustentavel el sistema de ahorro compartido por consumo de agua llega al país.

 

BOGOTÁ D.C.- El agua que una persona debería utilizar diariamente para realizar sus labores cotidianas equivale a 27 o 30 litros en promedio. A pesar de esto, los colombianos destinamos más de 27 millones de pesos anuales para el pago de este servicio, según la última Encuesta Nacional de Presupuestos de los hogares realizada por el DANE

El ahorro de agua no solo es importante para la economía de los hogares, este también ha sido un tema fundamentalpara las pequeñas y grandes empresas colombianas, pues representa un gasto extra, pero necesario en la producción de Bienes y Servicios. Es tan importante que actualmente iniciativas para el ahorro de este recurso hacen parte de la agenda nacional de la mayoría de países del mundo.

ELA sustentablellega a Colombia con el fin de educar y concientizar al consumidor colombiano sobre la importancia y el beneficio significativo que tendría para el planeta si entre todos aportamos al ahorro de agua, cambiando nuestros hábitos y apoyándonos en tecnología que permita optimizar los sistemas de consumo.

En tal sentido, Germán Andrés Sánchez, director general de ELA en Colombia, afirmó que “nuestro compromiso con el cuidado de los recursos naturales no renovables nos ha llevado a brindar un servicio centrado en el ahorro, con proyectos orientados al uso ideal y racional del agua, de conformidad con las legislaciones políticas y medioambientales, generando una economía a través de la preservación”.

Con la franquicia exclusiva otorgada por la empresa brasilera Ela Energia Sustentavel, el sistema de ahorro compartido por consumo de agua potable de ELA SustentableColombia funciona a través de la VLV–Válvula Ela, cuyo principal objetivo es buscar la mayor eficiencia en el consumo, generando un ahorro e impacto positivo en cuanto a sustentabilidad ambiental, manteniendo el sistema estandarizado internacionalmente por entidades especializadas como EPA (Environmental Protection Agency) y Water sens.

Este proyecto de ahorro de agua 100% latinoamericano, se basa en un sistema hidráulico diseñado y desarrollado para reducir y controlar automáticamente el caudal de agua de forma constante, incluso en presencia de variaciones en la presión o en la carga hidráulica, garantizando así un mayor ahorro. Además, el sistema ha sido diseñado para que sea accesible a todos los que desean reducir el consumo de agua, sin recurrir a ningún tipo de modificación en el sistema hidráulico ni intervención en la edificación ya existente.

“Las bondades del sistema de ahorro de agua compartido para el medio ambiente y para las finanzas de quienes lo implementen, son bastante positivas, pues a través de la optimización del sistema tradicional logramos moderar el caudal evitando el exceso de consumo de este recurso”, menciona el directivo Sánchez.

Además de la instalación de sistemas de ahorro como la VLV-Válvula ELA, se recomienda implementar buenas prácticas que optimicen el uso y la reducción del consumo de agua, con el fin de preservar este recurso vital en el país.